6 plantas medicinales que puedes cultivar en tu jardín




4. MILENRAMA PARA BUENAS DIGESTIONES

milenrama. 4. Milenrama para buenas digestiones

A esta planta europea (Achillea millefolium) se la encuentra fácilmente en prados y herbazales de montaña. Es tan versátil que no falta en los herbolarios. En un jardín constituye una opción excelente: se acomoda bien en espacios soleados y algo sombreados y resiste muy bien tanto a la sequía como a las heladas.

Sus llamativas flores blancas, agrupadas en corimbos densos y planos, aparecen en verano y hasta mediados de otoño. Las abejas las visitan a menudo. Se emplean las sumidades floridas, que se recogen en verano.




Propiedades: antiinflamatoria, antiespasmódica, digestiva, antiemética, colerética, antimicrobiana, hemostática, diurética, cicatrizante.

Indicaciones: se recomienda ante todo para aliviar desórdenes digestivos, digestiones pesadas, espasmos gastrointestinales, náuseas y vómitos, además de como tónico hepático. Por su poder antiespasmódico, puede ser de gran ayuda frente al dolor menstrual. También contribuye a tonificar las venas en caso de debilidad venosa con varices o hemorroides. Por vía externa, se aplica sobre heridas y quemaduras y para atenuar el dolor articular.

Cómo se usa: en infusión simple o asociada a otras plantas (2-3 tazas diarias), en extracto fluido, tintura, jarabe y el jugo de la planta fresca. La infusión se emplea en lavados y friegas contra el dolor y la mala circulación sanguínea.

Precauciones: se deben evitar dosis elevadas, que podrían causar vértigos.




El secreto de tu personalidad está en tus manos

25 trucos para que tu coche brille como nuevo