7 cosas que suceden si comes mango todos los días




Los mangos dulces y jugosos tienen una larga historia de apreciación por parte de los humanos. Las primeras referencias documentadas de los mangos están en escritos hindúes que datan de alrededor del 4000 a. C. El mango se considera sagrado en algunos lugares porque se dice que Buda meditó bajo un árbol de mango.




Al requerir un clima cálido, el mango se cultiva principalmente en regiones ecuatoriales, como México, Ecuador, Perú, Brasil, Guatemala y Haití. Las operaciones de agricultura comercial no son de gran escala en los Estados Unidos, pero eso no impide que los estadounidenses consuman aproximadamente 3.42 libras por persona cada año.

Los mangos son dulces, sabrosos y exóticos. También son bastante nutritivos. Pero comer un mango todos los días podría no ser la mejor opción, especialmente para las personas con ciertas afecciones, como la diabetes y la artritis.

Descubriremos lo malo y lo bueno del consumo diario de mango para que pueda tomar la mejor decisión para usted.




1. Vas a consumir mucha azúcar

Resultado de imagen de mango y azucar

Cada mango tiene aproximadamente 45.9 gramos de azúcares, que constituyen casi la cantidad total de sus 50.33 gramos de carbohidratos. El principal tipo de azúcar en el mango es la fructosa.

La fructosa solo puede ser digerida por el hígado y, demasiada de esta, pone mucha presión sobre este órgano vital. Lo cual puede conducir a enfermedades como la diabetes, enfermedades del corazón o cáncer.




En la escala de niveles de azúcar en frutas enteras, los mangos están en el rango medio superior. Otras frutas dulces similares son las uvas rojas y verdes, las manzanas Fuji, maracuyá, los kiwis dorados, las cerezas dulces, las granadas y los plátanos.

Las frutas menos dulces incluyen fresas, aguacates, frambuesas, moras, limones y limas.

2 . Podrías tener una reacción alérgica retardada

Imagen relacionada

Los mangos contienen un compuesto llamado urushiol, un aceite que también se encuentra en la hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso. Es probable que las personas alérgicas tengan una erupción en la piel alrededor de la boca, similar a la situación de picazón y enrojecimiento causada por el contacto con otras plantas que contienen urushiol.




Lo difícil de esta reacción es que puede demorarse hasta dos días después de comer mango. Eso puede hacer que sea difícil identificar la causa exacta.

Pero si has estado comiendo mangos más de lo normal recientemente y has notado una erupción como la dermatitis de contacto, definitivamente deja de comerlos y consulta con tu médico.

3. Los que son madurados artificialmente podrían enfermarte

Resultado de imagen de MANGO Y EL AZÚCAR

Algunos mangos son obligados a madurar temprano para que puedan llegar al mercado más rápido. El proceso involucra una sustancia química llamada carburo de calcio, que se sabe es un carcinógeno cuando se usa en grandes cantidades. Más comúnmente, la exposición causa síntomas como hormigueo, entumecimiento y neuropatía periférica.




Los mangos madurados artificialmente tampoco tendrán un sabor tan bueno y serán menos jugosos. Puedes identificar una mirando la piel, que aún contendrá parches sólidos de verde en lugar de tener una mezcla uniforme de amarillo y verde.

Es mejor comer mangos orgánicos, ya que nunca se maduran artificialmente y tampoco tienen residuos peligrosos de pesticidas.

 

4. Usted podría estar en riesgo de Salmonella

Comer un mango todos los días aumenta el riesgo de que comas uno contaminado. La salmonella se presenta frecuentemente en mangos porque se mezcla con el agua utilizada para lavar la fruta durante el procesamiento.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades  estima que la salmonella es responsable de aproximadamente 1.2 millones de casos de salmonelosis en los EE. UU. cada año. Alrededor de 23,000 hospitalizaciones y 450 muertes ocurren como resultado.




La salmonella generalmente ocurre en la fase de procesamiento de la producción, pero las investigaciones muestran que los mangos enteros tiene tanto riesgo como los cortados, a pesar de que han tenido menos procesamiento.

Una bacteria que se encuentra en el agua de lavado cubre la piel de los mangos y luego se introduce en la pulpa. En ese momento, ninguna cantidad de lavado por parte del consumidor puede eliminar las bacterias.




 

5. Se obtienen pocos beneficios del mango en forma de jugo

Resultado de imagen de zumo de mango

Aunque el mango contiene mucha azúcar, también tiene un buen de fibra que previene la elevación del azúcar en la sangre. Cuando tomas jugo de mango, toda esa fibra saludable se elimina. A pesar de la popularidad de las dietas de jugos, los estudios demuestran que no son buenos para ti.

La falta de fibra dietética puede causar estreñimiento, aumento de peso, cansancio, fluctuaciones de azúcar en la sangre y náuseas. Y si tu mango diario es en forma de jugo, te pone en riesgo de diabetes de una manera que no lo hace el mango entero, incluso con la misma cantidad de azúcar.



6. Los mangos verdes causan caos en el sistema digestivo

Resultado de imagen de mango y azucar

Por lo general, no comemos mangos verdes, pero puede ser difícil saber si la fruta está completamente madura antes de comerla. Cometer este error puede provocar dolor de estómago severo.




Además, si tienes intolerancia a la fructosa en tu dieta, cualquier mango, ya sea maduro o no maduro, causará problemas como hinchazón, dolor abdominal y cólicos, náuseas y diarrea o estreñimiento. Si experimentas estos síntomas y tienes un hábito diario de mango, la fruta podría ser la culpable.

7. Obtendrás una buena nutrición

Resultado de imagen de mango alergia

Si no eres sensible a los compuestos alergénicos en los mangos y los comes como parte de una dieta balanceada, en realidad son bastante saludables. El mango contiene mucha vitamina C, que desempeña un papel importante en la función del sistema inmunológico, crea un tejido conectivo fuerte y mantiene las paredes de los vasos sanguíneos saludables.




El mango también tiene una gran cantidad de potasio y casi nada de sodio. Por lo tanto, comer mango regularmente puede ayudar a regular la presión arterial y el balance de líquidos del cuerpo.

También encontrarás altos niveles de folato y vitamina A en los mangos, así como antioxidantes, incluyendo la quercetina. Los antioxidantes son vitales para proteger las células del daño de los radicales libres, que es un indicador de enfermedades como el cáncer y el envejecimiento acelerado.

 

Resultado de imagen de mango

Así que la principal conclusión aquí es que el mango se come mejor con moderación, pero sigue siendo muy saludable si eliges una variedad orgánica.

Cómelos enteros o en puré, pero no en jugo o perderás la fibra que favorece la digestión y evita elevar el azúcar en la sangre. En general, hay una razón por la que el mango es una fruta tan popular: simplemente se disfruta mejor como parte de una diversa “ensalada” de frutas en su dieta diaria.



Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si comes jengibre todos los días

MUG CAKES: 8 recetas para preparar con una taza y el microondas